Manejo PostCosecha de Maiz


Factores que influyen en la calidad de los granos


Temperatura
Temperaturas altas causan deterioro de los granos almacenados y provoca el ataque de insectos y proliferación de enfermedades

Nivel de humedad
El nivel de humedad para almacenamiento debe estar entre el 14% o menos. Ya a mayores niveles causa calentamiento y deteriro de los granos, asi como ,pudrición, fermentación y ataque de hongos.

Insectos
Los insectos pueden causar daños a las semillas tanto en el campo como durante el almacenamiento. Con el ataque de insectos se reduce la calidad y se incrementa la temperatura y humedad del grano.
Hay insectos que forman capullos y telas, formando conglomerados que dificultan la aireación y control fitosanitario. Hay insectos que se alimentan del embrión y destruyen el
poder germinativo de la semilla. Otros viven dentro de la semilla y se alimentan del endospermo, sin afectar al embrión, pero reducen o desaparecen las reservas de la semilla, que pierde su vigor y produzca una plántula débil o incapaz de sobrevivir.

Roedores

Hongos
Causan pudriciones  y contaminantes toxicos a los granos.

Daños mecánicos
impactos que les ocasionan grietas o fragmentaciones. Los granos quebrados se pueden eliminar durante el beneficio, pero no se eliminan los que presentan grietas y que permanecen con la masa de granos que va a ser almacenada. Estos granos se deterioran con gran facilidad y se convierten en focos que afectan a los granos sanos.

Impurezas
Los granos con impurezas (granos quebrados) y materias extrañas (residuos vegetales y cuerpos extraños, como tierra, etc.) presentan una mayor cantidad de microorganismos y
se deterioran más rápido, ya que se incrementa el contenido de humedad. Los granos almacenados presentan un espacio vacío del 40 al 50%, el cual será ocupado por el
polvo, fragmentos del producto y cuerpos extraños e interrumpen el paso del aire caliente (secado), del aire frío (aireación) ó de los fumigantes.

Preservación de la calidad de los granos
Después de que la semilla ha sido cosechada y se han eliminado los factores desfavorables que reducen su calidad fisiológica, la preservación de la calidad depende de las siguientes operaciones: clasificación, determinación del contenido de humedad, limpieza, secado y condiciones de almacenamiento

Clasificación
La clasificación de los granos es determinante para el almacenamiento, ya que es preferible guardar producto de la mejor calidad, tanto de mazorcas con buena cobertura del totomoxtle, como grano de buena calidad destinado al consumo familiar, para la venta o semilla para siembra.

Limpieza de los granos
La limpieza busca reducir el contenido de impurezas (grano quebrado) y de materias extrañas (residuos vegetales, semillas de otras especies, terrones, piedras, etc.). Esta puede ser manual (aventando el grano ó con zarandas) ó mecánicamente por medio demáquinas de limpieza, bajo el principio de aire y zarandas, que además clasifican el grano por tamaño, combinando diferente tamaño de criba.

Secado de los granos
Los cereales como maíz, trigo, sorgo, avena, cebada y otros se cosechan con humedad que va del 20 al 30% y el almacenamiento se debe llevar a cabo cuando su contenido de humedad es de 12 a 14 por ciento. Los granos que se utilizarán como semillas deben conservar un alto porcentaje de germinación; por lo que la temperatura del grano sobrepase los 40°C durante el secado. Con el fin de asegurar buena calidad se recomienda no secar los granos para molienda y para procesos industriales a temperaturas superiores a los 50 o 55°C; en los granos que se utilizarán en la fabricación
de alimentos balanceados se puede usar como máximo hasta 60°C.

Almacenamiento de los granos
El objetivo del almacenamiento es guardar los granos por un periodo más o menos largo después de su cosecha y secado. Durante el almacenamiento se debe conservar la viabilidad de los granos que serán utilizados como semillas, las calidades requeridas por la molienda e industrialización y las propiedades nutritivas. La principal fuente de pérdidas de calidad y cantidad de los granos durante el almacenamiento son los hongos, insectos y roedores. La respiración puede contribuir, en algunos casos, a la pérdida de materia seca; sin embargo, esta pérdida es mucho menor que la causada por los organismos vivos.

Sistemas y estructuras de almacenamiento

1   Tambor metálico
2   El tambor reciclado de 220 litros (176 kilogramos), representa una buena alternativa para almacenar pequeñas cantidades de granos a granel. Se conserva bien el grano y por bastante tiempo si el manejo es correcto, de bajo costo y buena duración con un adecuado mantenimiento.

Se pueden utilizar tambores con taparosca o con tapa metálica. Para los tambores de “taparosca” basta con llenarlo completamente y cerrarlo herméticamente, sin necesidad de aplicar agroquímico alguno. Para el caso de los tambores con tapa metálica será necesario realizar una adaptación para el sellado, utilizando un plástico de un metro de diámetro y una tira de una cámara de neumático de tres metros de largo para cubrir el tambor y amarrarla con la misma; en éste caso se requiere un control de insectos mediante la aplicación de un fumigante


2. Silo Metálico de mediana capacidad
Un silo para la conservación de granos, es un depósito cilíndrico metálico, normalmente fabricado con lámina galvanizada, de cierre hermético, que sirve para almacenar maíz por varios meses y hasta años.

Ventajas del silo metálico
Al evitar el paso del agua y el aire, se evitan los problemas de deterioro natural de los procesos fisiológicos de la semilla y de los daños que ocasionan plagas (gorgojos y palomillas), roedores y hongos, el maíz se conserva en buenas condiciones por periodos prolongados y las pérdidas se reducen a valores de menos del 1 %.

Con el uso de los silos metálicos se prescinde del uso de insecticidas químicos y se protege del ataque de roedores, de manera que el impacto se refleja en el aspecto económico, al eliminarse las pérdidas de grano o semilla y en el aspecto de salud familiar, se elimina el uso de agroquímicos tóxicos, como malathion deodorizado (Graneril), parathion (Folidol) o fosfuro de alumnio (Phostoxin) y se consume grano libre del ataque de plagas, sin contaminación de micotoxinas o excremento de roedores.


Medidas de control integral

Buenas prácticas de manejo poscosecha de granos almacenados
Con el propósito de prevenir infestaciones y daños durante el almacenamiento, hay por lo menos tres fuentes de infestación que deben evitarse:

Infestación proveniente del campo. Los insectos atacan el maíz en campo durante el periodo de maduración. Es posible que los insectos hayan estado antes en almacenes infestados, y aunque al principio el grado de infección sea muy bajo, podría incrementarse durante el período de resguardo del grano. Por lo menos seis semanas antes de la cosecha, asegúrese de que su almacén no contenga material infestado.
Uno de los aspectos de vital importancia es la selección de semilla de plantas y mazorcas que presenten excelente cobertura, ya que mazorcas con mala cobertura presentan la entrada de insectos y humedad al grano.

Poblaciones de insectos residuales en los sitios de almacén. La estructura de almacenamiento debe ser limpiada y tratada, asegurándose de que paredes, pisos y techos queden perfectamente limpios. De ser necesario, el usuario deberá reparar los contenedores, eliminar todo tipo de objetos en el interior y aplicar insecticida. Para desinfestar el almacén puede realizarse mediante la aplicación del encalado, a base de una mezcla de agua, cal, nopal y sal.

Infestación cruzada o contaminación por entrada de material infestado. Para evitar contaminación con grano infestado, todo el grano del ciclo anterior debe ser desalojado del contenedor y sometido a tratamiento químico o sea consumido. No se debe permitir la mezcla de granos de diferentes ciclos si no han sido previamente tratados.

Prácticas de pre-cosecha.
 Doblar el tallo de la planta por debajo de la mazorca para evitar que entre el agua y daños causados por las aves.
 Revisar si el grano ya llegó a la madurez. Esto se determina tomando algunas mazorcas y observando si ya se ha formado una línea oscura en el grano ó capa negra.
 Evitar que el grano pase mucho tiempo en el campo una vez que llegue a la madurez.

Forma de cosecha del maíz y métodos de desgrane
 Si el maíz va a cosecharse con cobertura o totomoxtle, asegúrese de que el grano esté en proceso de secado y de que no haya indicios de plagas.
 Si fuera éste el caso, observe si hay agujeros, harina (polvillo) o insectos.
 Si va a cosechar únicamente mazorcas, asegúrese de separar y seleccionar las que estén dañadas. Almacene aquellas que estén sanas y utilice de inmediato las que muestren daños.
 Si va a cosechar únicamente mazorcas, asegúrese de separar y seleccionar las que estén dañadas. Almacene aquellas que estén sanas y utilice de inmediato las que muestren daños.

Limpieza del grano
 Considere una segunda selección manual de las mazorcas para retirar aquellas que estén dañadas o infestadas.
 Si va a desgranar, es importante tamizar el grano para eliminar basura o insectos.
 Haga limpieza nuevamente antes de colocarlo en el depósito de almacenamiento.

Lugar de almacenamiento
 Elija el lugar de almacenamiento: cuarto, bodega, troje, tapanco, etc.
 Limpie perfectamente el área destinada al almacén. Esto incluye la eliminación de la cosecha del ciclo anterior, a fin de evitar contaminación por plagas existentes. El espacio debe estar seco y fresco para prevenir la aparición de plagas.
 Si el almacenamiento se hace en costales, éstos deben hervirse y secarse antes de utilizarlos; si son bolsas de plástico, asegúrese de que estén completamente limpias.
 Si utiliza tambos, lávelos perfectamente para eliminar restos de óxidos o solventes, déjelos secar y, de ser necesario, píntelos.
 Silo metálico. Es un recipiente excelente para almacenar grano. El único cuidado que se requiere es colocarlo a la sombra y guardar el maíz bien seco.

Aplicación de tratamientos

 Los tratamientos se aplican cuando se vacía el grano en el contenedor u otro depósito de almacenamiento.
 Si va aplicar tratamientos con agentes inertes, minerales o polvos de plantas, asegúrese de mezclar perfectamente los ingredientes con el grano, en la proporción que se indica en la tabla.
 Para el grano que se almacena en costales, tambos o silos, se aplica la dosis del agente elegido, se mezcla perfectamente y se deposita en el contenedor.
 Si utiliza plantas intactas o frescas, colóquelas en la capa del grano que está en contacto con el ambiente.
 Si emplea un tratamiento con pastillas, hay que tomar PRECAUCIONES. Las pastillas de fosfina son muy peligrosas y únicamente personas capacitadas deben aplicarlas. NUNCA las utilice en el interior de casas-habitación.

Monitoreo
El grano almacenado debe revisarse con regularidad para detectar oportunamente la presencia de plagas y aplicar un nuevo tratamiento.


TOMADO DE :
Manual de manejo de granos almacenados en silos metálicos y plagas en postcosecha.

  POR

Ing. Humberto Castro García
M. C. Efraín Paredes Hernández

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA CHAPINGO
Centro Regional Universitario Sur

Comentarios