Advierte investigadora sobre la presencia en México de plaga de frutas causante de pérdidas económicas a nivel mundial



La llamada “mosca de alas manchadas” se ha constituido como plaga de importancia económica a nivel internacional, ya que provoca afectaciones a cultivos de frutos como cereza, frambuesa, zarzamora, arándano, fresa, durazno, manzano, ciruelo, tomate y pera, entre otros.

Ante su presencia confirmada en México y por significar una amenaza fitosanitaria para el país, una estudiante de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) realiza un estudio científico sobre el ciclo de vida del insecto y propone un método de su control biológico. Se trata de la primera investigación sobre este tipo de mosca y por la cual Yadira Maibeth Vázquez González se hizo acreedora al primer lugar del concurso organizado a nivel nacional por la Sociedad Mexicana de Entomología.
La mosca de las alas manchadas (Drosophila Suzukii Matsumura) es originaria de Asia e ingresó a México en el 2010. A decir de la estudiante de maestría del Instituto de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IIAF), de la UMSNH, se ha convertido en una seria amenaza para los cultivos de frutas a nivel mundial, ya que se han reportado pérdidas entre 26 a 100 por ciento en plantaciones de cereza. En Estados Unidos hay registros de 80 por ciento de daños en este fruto, 40 por ciento en arándano y 70 por ciento en otras especies de moras.
Vázquez González explica que es una de las pocas especies capaces de alimentarse y depositar sus huevos en frutos maduros donde seguirán su proceso de crecimiento. Como parte del mismo, las larvas comen la pulpa de la fruta y provocan el hundimiento de sus paredes, favoreciendo las infecciones secundarias por hongos o bacterias, lo cual es un ambiente propicio para el ataque de otras especies de Drosophila.
Al analizar el ciclo de vida de esta especie, cuya fertilidad es de 96 por ciento, además de su rápida dispersión y biología, esta especie puede representar a corto plazo una importante amenaza fitosanitaria en México, advierte la tesista.
“Si bien el control químico es el más utilizado para disminuir la población de este insecto, ya que existen varios insecticidas con una alta efectividad, el control biológico es una alternativa de gran importancia permitiendo la reducción de la plaga con menor uso de pesticida”, explicó.
A la fecha, ya se ha encontrado un parásito de esta mosca que podría servir como enemigo natural de la misma. El siguiente paso es probar en qué medida hay que liberarlo, así como de ser criado en laboratorio, si se adaptará a las condiciones del campo, entre otros experimentos que permitan un adecuado control biológico de la plaga.
Por tratarse de un parasitoide de amplio rango se han realizado diversos estudios básicos a nivel mundial sobre sus parámetros biológicos, así como para la identificación de los enemigos naturales de D. suzukii encontrados en campo. De ellos se confirmó al insecto Pachycrepoideus vindemmiae como parasitoide de pupas D. suzukii, aunque todavía se realizan diversos estudios básicos relacionados con sus parámetros de vida.
La tesis de maestría denominada “Parámetros Biológicos y Parasitoides de la Mosca de las Alas Manchadas, Drosophila Suzukii Matsumura (díptera: drosophilidae)” de Vázquez González es asesorada por los doctores Samuel Pineda Guillermo, director del IIAF, y Ángel Rebollar Alviter, investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo, campus Morelia.
Yadira Vázquez González explicó que continuará su investigación en la búsqueda del control biológico de esta plaga, además de que participará en la Campaña Nacional contra el HLV, enfermedad que ataca al cultivo de cítricos. (Agencia ID)

Comentarios