DISMINUYA EL COSTO DE ALIMENTACIÓN DE SU GANADO INCLUYENDO POLLINAZA.



INTRODUCCIÓN.

El alto costo de los ingredientes proteicos de origen vegetal (pastas de soya, ajonjolí, cártamo, canola) y animal (harinas de sangre, carne, pescado) impide la utilización generalizada de suplementos en el ganado bovino, lo que repercute en bajos niveles de producción de carne por animal y por hectárea. Una alternativa para disminuir el costo de la suplementación protéica en el ganado es la utilización de la pollinaza.

TECNOLOGÍA.
Cuando la pollinaza se procesa adecuadamente, es una fuente segura y económica de proteína, minerales y energía para los rumiantes, por ello es posible utilizarla de manera efectiva en dietas de mantenimiento, crecimiento y finalización de rumiantes. Sin embargo, para suplementarla debe tener la menor cantidad posible de cenizas (suelo) y estar libre de metales, vidrio y otros materiales extraños.
Como la pollinaza puede contener residuos de coccidiostatos y otros aditivos usados rutinariamente en aves, se recomienda evitarla en ganado lechero y retirarla del consumo del ganado 14 días antes del sacrificio.
Para aumentar la gustocidad y el consumo de las dietas a base de pollinaza, se puede mezclar con maíz, sorgo, melaza, salvado de trigo o cascarilla de soya. Para iniciar al ganado en dietas elevadas de pollinaza es recomendable utilizar mezclas de 50:50 de cualquier grano y pollinaza, y disminuir gradualmente la cantidad de grano, aumentando la de pollinaza hasta obtener la proporción deseada.
El ganado adulto utiliza más eficientemente la pollinaza, que el ganado menor de 250 kilogramos de hecho, no se recomienda proporcionársela. Las siguientes recomendaciones suponen que se cuenta con una pollinaza de alta calidad: 25 por ciento o más de proteína cruda (en base seca), 25 por ciento o menos de cenizas (en base seca) y 25 por ciento o menos de humedad. La pollinaza con más de 25 por ciento de cenizas no se debe utilizar en la alimentación del ganado.

La pollinaza puede ser el principal ingrediente o el suplemento proteico de la ración de las vacas gestantes. Como principal ingrediente de la dieta y para facilitar su consumo, se mezcla con algún grano o con melaza a niveles del 20 por ciento de grano. Las vacas pueden consumir de 7 a 9 kilogramos por día de esta mezcla (20 por ciento grano y 80 por ciento pollinaza), por día. Para mantener la función ruminal, las vacas deben consumir por lo menos 3 kilogramos de un forraje de buena calidad, además de la mezcla pollinaza-grano
La pollinaza puede usarse como suplemento en vacas gestante que pastoreen forrajes residuales, subproductos agrícolas o forrajes de baja calidad. Una mezcla con el 80 a 90 por ciento de pollinaza mezclada con el 10 al 20 por ciento de algún grano o melaza, puede suplementarse en cantidades de 1.5 a 2.5 kilogramos como suplemento al pastoreo.

Se debe proporcionar una mezcla mineral completa e inyectar o adicionar a la dieta Vitamina A (3500 UI por kilogramo de alimento). Para reducir el riesgo de la presentación de casos de fiebre de leche por el exceso de calcio o el desbalance con otros minerales, se debe suspender el suministro de pollinaza 30 días antes del parto o incrementar la cantidad de forraje a niveles del 50 por ciento del consumo total.
Como en el caso de las vacas gestantes, la pollinaza puede usarse como suplemento cuando pastorean forrajes residuales, subproductos agrícolas o forrajes de baja calidad. Una mezcla con el 60 por ciento de pollinaza mezclada con el 40 por ciento de algún grano o melaza, puede proporcionarse en cantidades de 2.5 a 3.5 kilogramos como suplemento al pastoreo. Se recomienda proporcionar el forraje a libertad. La mezcla óptima dependerá de la calidad del forraje y de los ingredientes, pero necesitará una mayor cantidad de grano o melaza, para aumentar la cantidad de energía. Se debe proporcionar una mezcla mineral completa e inyectar o adicionar a la dieta Vitamina A.
La pollinaza puede proporcionar la proteína y los minerales en las dietas altas en grano que se ofrecen a novillos en finalización. Por su bajo nivel de nutrientes digestibles la inclusión de pollinaza en este tipo de dietas se restringe a un 25 por ciento como máximo. Una mezcla de 25 por ciento pollinaza y 75 por ciento grano proporcionada a libertad, adicionada con 3 kilogramos de forraje fresco producen ganancias de 1.0 a 1.4 kilogramos por día en novillos de uno a dos años de edad.

PARA MAYOR INFORMACIÓN:
Dr. Pedro Garcés Yepez.
Campo Experimental “La Posta”.
Km 22.5 Carret. Veracruz-Córdoba.
Paso del Toro, Ver.
Teléfono: (29) 34-77-38
E-mail: uaa703jc@cirgoc.inifap.conacyt.mx

Comentarios