ANALISIS DE COMPONENTES DE RENDIMIENTO Y TECNICAS DE MUESTREO EN PARCELAS DE MAÍZ

Parte 2

Ing. F. Humberto Castro García

M. C. Efraín Paredes Hernández


MUESTREO DE RENDIMIENTO EN PARCELA DE MAÍZ.
Obtención de datos de campo



Metodología del muestreo.

Para las observaciones generales de la densidad de plantas y de malezas o las estimaciones del rendimiento, es importante asegurarse de que los puntos de muestreo sean representativos de todo el campo. Con el fin de garantizar que los datos sean representativos, las observaciones o mediciones se efectúan en varios sitios del campo escogidos al azar. Si deliberadamente se seleccionan lugares que el agrónomo piensa que son “representativos”, sin duda se introducirán sesgos en los resultados. Para describir un campo en particular, generalmente se promedian los datos que ahí se recolectaron. Si hay mucha variabilidad en el campo tal vez convenga, efectuar por separado, mediciones en las distintas partes del campo y estimar el porcentaje de superficie que corresponde a cada clasificación. En todos los campos se debe tomar nota de la uniformidad para ayudar a interpretar los datos. Una vez que se hayan identificado las áreas afectadas por un problema específico, quizás sea necesario hacer en ellas otras observaciones para determinar la causa del problema.


Recolección de datos usando el método “en zigzag”

Aunque el número de puntos o sitios de muestreo por campo o parcela comúnmente depende del tipo de datos requeridos, a menudo es aconsejable seleccionar por lo menos cinco a ocho sitios distintos en un determinado campo. Muchos agrónomos han encontrado que es útil seleccionar los sitios mientras caminan en zigzag a través del campo, de tal manera que se trata de cruzar el campo en dirección diagonal unas cuatro veces mientras se avanza de un extremo del campo a otro.

Al seleccionar los puntos de muestreo en el campo, antes de entrar al campo el técnico debe decidir cuál será la distancia entre los puntos y hacer las mediciones donde deje de caminar. Si el maíz está sembrado en surcos, por lo general es más fácil caminar cierto número de pasos a lo largo del surco y luego cruzar un número específico de surcos. Los puntos de muestreo no deben de estar a menos de 10 pasos de los bordes o cabeceras del campo.

Si el campo es pequeño o de forma irregular, se tendrá que ajustar el número de pasos entre cada punto. Lo importante es recordar que no debe seleccionar deliberadamente áreas buenas o malas y que se puede cubrir por completo el campo.


Aleatorización de los sitios de muestreo

En lotes comerciales de producción de maíz se sugiere realizar cinco muestreos por predio y distribuirlos de la siguiente manera:
1.    Para determinar la ubicación de los sitios de muestreo (M), se considera el número total de surcos de la parcela y la longitud del terreno.

2.    Aleatorización entre surcos. Se multiplica el número de surcos totales, por los factores: 0.1, 0.3, 0.45, 0.6 y 0.8, obteniendo el numero de surco donde se ubicarán los sitios M1, M2, M3, M4, M5.
3.    Aleatorización en longitud. Se multiplica la longitud total del predio por los siguientes factores: 0.2, 0.4, 0.55, 0.7 y 0.9, de manera que se obtienen las distancias a las cuales se ubicarán los sitios de muestreo en una intersección con la ubicación de los surcos M1, M2, M3, M4, M5.
4.    Con la ubicación de estos sitios se elimina el efecto de bordo dejando surcos libre de las orillas y algunos metros adentro de la “cabecera”.
5.    Ancho del surco, se mide tomando como referencia las hileras de plantas de dos surcos, puede ser de planta a planta ubicadas en la hilera.
6.    En cada uno de los sitios de procede a medir 10 metros a lo largo del surco. Se registran los siguientes datos:
a.    Número de matas por sitio de muestreo. En siembras manuales generalmente se siembra mateado, contar el numero de matas en los 10 metros.
b.    Número de plantas por sitio de muestreo. Se cuenta el número total de plantas ubicadas en los 10 metros, incluyendo acamadas, jorras.
c.    Número de plantas jorras. Se registra el número de plantas no produjeron mazorca.
d.    Número de plantas acamadas de raíz. Se cuenta el número de plantas que se encuentran caídas desde la raíz, incluso ésta se encuentra expuesta.
e.     Número de plantas acamadas de raíz. Se cuenta el número de plantas caídas o dobladas del tallo.
f.     Cobertura de mazorca. Se registra el número de mazorcas que no presenta buen cierre de la punta del totomoxtle.
g.    Altura de planta. Se mide en centímetros la longitud total de 5 plantas, desde la superficie del suelo hasta la punta de la espiga. Se utiliza un estadal de al menos 4.8 metros.
h.    Altura de mazorca. Se mide en centímetros desde la superficie del suelo hasta el nudo de inserción de la primera mazorca o mazorca superior en las mismas plantas que la anterior. Se utiliza un estadal de al menos 4.8 metros.
7.    Se procede a cosechar  todas las mazorcas de las plantas ubicadas en ese surco en la longitud de 10 metros. Se sugiere utilizar “moralillas” o bolsas de polipropileno y deshojadores. Una vez obtenidas las mazorcas del sitio se registran los siguientes datos:
a.    Peso de mazorcas cosechadas.  Se procede a pesar el total de las mazorcas cosechadas, sin totomoxtle, utilizando una báscula de reloj.
b.    Número de mazorcas cosechadas. Se registra el número total de mazorcas cosechadas.
c.    Número de mazorcas podridas. Se registra el número de mazorcas podridas, considerando el 10% de daño, o bien aquellas mazorcas con baja polinización.
d.    Peso de forraje seco. En caso de requerir el dato de producción de esquilmos o de forraje, se cortan todas las plantas ubicadas en el sitio de muestreo y se registra el peso del forraje seco.
e.    Longitud de mazorcas. Se registra la longitud de las 5 mejores mazorcas, tomando desde la base hasta el ápice de la misma. Se apoya con reglas de 30 cm.
f.     Diámetro de mazorcas. El diámetro se toma en la parte central de las mismas 5 mazorcas, con la ayuda de un “vernier” o se parte la mazorca a la mitad y se toma el diámetro de los extremos de los granos con una regla.
g.    Número de hileras. Se cuenta el número total de hileras de las 5 mazorcas, tome en cuenta que solo existen número de hileras pares.
h.    Longitud de grano.  Se mide un grano por mazorca, ubicado en el centro.
i.      Ancho de grano. Se mide un grano por mazorca, ubicado en el centro.
j.      Grosor de grano. Se mide un grano por mazorca, ubicado en el centro

8.    Del total de mazorcas cosechadas se toma una sub-muestra de 5 mazorcas grandes, que hayan llenado en la totalidad, se incluyen en una bolsa de plástico de 60x40, la cual dentro llevará una etiqueta con los datos de numero de sitio, numero de parcela, nombre del productor y fecha. Se puede trasladar la muestra al laboratorio o a otro sitio donde se desgranarán las mazorcas y se registrará la siguiente información:

a.    Peso de 100 granos. Se pesan 100 granos en una balanza electrónica para tener mayor precisión.
b.    % de humedad. Se toma una muestra del grano y con apoyo de un aparato determinador de humedad, se registra el contenido de agua que aun presenta el grano al momento de tomar el peso de campo.
c.    Factor de desgrane. Es la relación que existe entre el grano y el olote. Se obtiene el peso de las 5 mazorcas completas (grano + olote) y el grano de las mismas 5 mazorcas. El factor de desgrane más común es de 0.80, para los materiales mejorados, lo cual significa que se tiene el 80% de grano en una mazorca y el 20% corresponde a olote. Las variedades o razas de olote delgado como olotillo, el factor de desgrane será mayor a 0.80, mientras que razas de olote grueso como olotón, mushito o comiteco, será menor a 0.80.

Materiales necesarios.
§  Cinta métrica
  • Regla de 30 cm, metálica
  • Estadal de mínimo de 4.80 metros
  • Moralillas o costales
  • Deshojadores o pizcadores
  • Etiquetas de tamaño mediano
  • Lápiz ( no plumas)
  • Bolsas de plástico (tamaño 60 x 40 cm)
  • Marcadores de tinta permanente
  • Determinador de humedad de granos
  • Bascula de reloj, para campo
  • Báscula granataria o electrónica
  • Formatos para registro de datos


SISTEMATIZACIÓN Y ANALISIS DE LA INFORMACIÓN

A partir de los datos de campo en los sitios de muestreo se estará en posibilidades de obtener información del rendimiento estimado, pero también se cuenta con información que permite realizar un análisis de las prácticas de manejo que se realizaron y de las condiciones ambientales que prevalecieron durante el ciclo vegetativo del cultivo, ello debe repercutir en realizar propuestas de cambio y de mejora para el ciclo siguiente o ajuste de las practicas realizadas.

·         Densidad de población. Las densidades óptimas estarán en función del régimen de humedad (temporal o riego), método de siembra (manual o mecánico), incluso del tipo de sembradora utilizada, viabilidad de la semilla, porte de la variedad, presencia de plagas en el suelo, perdida de plantas en los cultivos. Se obtiene de a partir del número de plantas por área.

·         Porcentaje de cuateo. Esta característica depende de tres elementos fundamentalmente: el origen genético de los progenitores, que contenga un alto índice de prolificidad; la fertilidad del suelo, conjugándose el contenido de materia orgánica y la adición de fertilizantes y los contenidos de humedad en el suelo. Es la proporción de mazorcas entre el número total de plantas.

·         Porcentaje de acame. La tolerancia al acame es una carácter genético, relacionado con la altura de planta y altura de mazorca, debe hallarse una proporción de la posición de la mazorca en relación a la planta, además de contar con tallos fuertes y la masa radicular mientras mayor sea, mayor anclaje se tendrá al suelo y mayor superficie de exploración habrá de nutrientes y humedad. Mientras mayor sea el número de plantas acamadas de raíz o de tallo el rendimiento disminuye, se incrementa la pudrición de mazorca y la cosecha se dificulta.

·         Porcentaje de plantas jorras. Es un indicador que se puede derivar por diferentes causas: por bajo potencial de competencia, de origen genético; por altas densidades originado por una mala calibración del equipo de siembra; por déficit hídrico en la etapa de prefloración y no se produjo la fecundación de óvulos o por escasa fertilidad en el suelo donde se ha cultivado. Es la proporción de plantas sin mazorca e relación a las plantas totales.

·         Porcentaje de cobertura. Carácter genético de origen racial, de gran importancia en la producción de grano. Lo deseable es que la mazorca sea bien cubierta por el totomoxtle, de manera que se protege de la entrada de humedad hacia los granos, evitándose la pudrición, además que se evita el ataque de plagas de los granos. Es la proporción de mazorcas que presenta cobertura deficiente en relación al número total de mazorcas cosechadas.

·         Altura de planta y de mazorca. El porte de la planta está directamente relacionado con el acame y con la producción de forraje. Plantas que presentan la posición de la mazorca hacia el tercer tercio de la planta, es mayor susceptible al acame que una planta que presenta su posición de mazorca a la mitad de la planta o inclusive mas abajo, además de facilita la cosecha.

·         Porcentaje de pudrición. El objetivo es con el menor porcentaje de pudrición de la mazorca posible, ya que se traduce en pérdidas de grano y de cosecha, pues equipos no se pueden emplear equipos mecánicos de cosecha si hay un alto porcentaje de pudrición. Esta variable está directamente relacionada con la cobertura de mazorca y la susceptibilidad del grano, generalmente granos harinosos son más susceptibles a pudrición que los granos cristalinos o semicristalinos.

·         Longitud  y diámetro de mazorca. Si bien depende de caracteres genéticos de origen racial, el diámetro y la longitud de la mazorca también es afectado por deficiencias hídricas, nutrimentales o bien por altas densidades de población.

·         Número de hileras. Este es un carácter genético que no se afecta por el ambiente, sin embargo se prefieren variedades con mayor número de hileras con la premisa de contar con un mayor número de granos, aunque el tamaño del grano es inversamente proporcional al número de hileras, de manera que mientras más hileras hay en una mazorca los granos serán más pequeños.

·         Longitud, ancho y grosor de grano. Es el componente del rendimiento más sensible a las variaciones ambientales y las practicas de manejo, pues si bien está determinado por su origen racial, este varia por sequias, altas densidades, o por deficiencias nutrimentales.

·         Peso de 100 granos. Se indica el peso específico del grano, es de vital importancia en la comercialización del grano, cuando esta se realiza por peso, sin embargo en mucha regiones aun prevalece la venta de grano por volumen, donde generalmente son granos grandes pero de bajo peso especifico.

·         Rendimiento de forraje seco. Esta variable es importante para determinar el índice de cosecha, ya que existen variedades o materiales con bajo índice de cosecha, ello significa que es baja su eficiencia, pues en este caso interesa el grano. Sin embargo  hay regiones donde el forraje se utiliza tanto para ensilaje como forraje seco.

Comentarios